La ITE o Inspección Técnica de Edificaciones en España es una inspección que ha de pasar todo edificio con determinada antigüedad para comprobar si reúne los requisitos de seguridad exigidos.

Cada ayuntamiento tiene sus propias ordenanzas con respecto a la ITE, así que es conveniente que conozcas las que se aplican en tu caso en función de dónde se encuentre ubicado el edificio, ya que tienes la obligación de realizarla cada cierto tiempo.

¿Cómo pasar la ITE?

Para poder pasar la ITE, la inspección ha de ser realizada por un técnico homologado que será un arquitecto o aparejador. Éste valorará elementos comunes como azoteas, fachadas, instalaciones de fontanería, saneamiento y más.

Concretamente, se valoran 4 aspectos fundamentales:

  • Cimentación y estructura.
  • Fachadas y medianeras del edificio.
  • Análisis de cubiertas y estanqueidad.
  • Pruebas de saneamiento, fontanería y otros elementos del edificio y sus instalaciones.

La ITE tendrá resultado de aprobada si el técnico indica que cumple las condiciones de seguridad que se requieren y está en buen estado. En este caso, no se necesita hacer obras. El técnico se va a encargar de hacer todos los trámites burocráticos.

¿Qué sucede si no paso la ITE?

Si el resultado de la ITE resulta desfavorable en alguno de los elementos analizados, el inspector lo presentará en el ayuntamiento y los propietarios del edificio tendrán que presentar la licencia municipal para las obras que han de realizar para subsanar estos defectos.

Si hay deficiencias graves, hay que realizar los trabajos prescritos en la ITE en un breve plazo para solucionar los problemas en la inspección. El inspector tendrá que comprobar que todo está correctamente para aprobar el edificio en la ITE.

Consideraciones finales

Se trata de un tipo de mantenimiento preventivo legal para prevenir problemas en los edificios, aunque muchos propietarios consideren que es un gasto. Se suele realizar cada 10 años, aunque el plazo lo determina la ordenanza de cada ayuntamiento.

Acudir a una gestora de viviendas en cooperativa es una ventaja porque permite ahorrar en ciertos aspectos como es en el caso de la Inspección Técnica de Edificios obteniendo los máximos beneficios que proporciona esta inspección.