Seguros de hogar, ¿merecen la pena?

Si estás planteándote asegurar tu hogar o no después de haberlo comprado, o porque es el momento de dar el paso; te vamos a dar algunas razones por las que consideramos que merece la pena contratarlos.

¿Qué cubren los seguros de hogar y por qué contratarlos?

Los seguros de hogar pueden asegurar el continente y/o el contenido de tu hogar en caso de que suceda algo.

El continente son las instalaciones como la del gas, calefacción, agua, ventanas, paredes, suelos y demás; mientras que el contenido son los enseres personales entre los que están los electrodomésticos, muebles y joyas entre otros.

Los seguros cubren exactamente lo que indica en la póliza, por lo que conviene bien saber qué póliza elegir para cubrirse ante cualquier imprevisto. Así cubren daños materiales, estéticos, hurto o robo, responsabilidad civil y defensa jurídica.

Tú decides lo que quieres cubrir en función de tus necesidades y presupuesto, pero siempre comprueba lo que te cubre el seguro que vas a contratar y lee bien la letra pequeña.

¿Cuál es el precio y las pegas de contratar un seguro del hogar?

El precio del seguro depende del año de construcción de la vivienda, su situación y uso habitual, además de lo que sea necesario cubrir.

En ocasiones, no merece la pena contratar un seguro por las características del hogar, aunque las viviendas obtenidas por medio de una gestora de viviendas en cooperativa encuentran muchos beneficios en contratar un seguro del hogar al ser viviendas con menor riesgo de que suceda algo.

Sin embargo, a la hora de contratarlos hay que tener en cuenta que este tiene un coste que puede llegar a ser elevado en función de la cobertura, por lo que es algo que debes valorar a la hora de decidir si realmente te merece la pena.

Además, si no eliges un buen seguro o en función de lo que vayas a reclamar, puede ser complicado conseguir que te den cobertura a lo que necesitas y a veces pueden llegar a tardar más de lo que te gustaría. En ocasiones, necesitarás una buena dosis de paciencia y saber reclamar tus derechos.

Seguros del hogar, ¿sí o no?

Pese a las pegas que podríamos ponerles, lo cierto es que los seguros del hogar son una buena solución para tu máxima tranquilidad, olvidándote de gastos innecesarios que pueden darse por imprevistos y que en ocasiones son bastante elevados.